Dirección

Eduardo Barreiros Nº 6 - 28041 - Madrid
Tel: 91 317 84 41 - Fax: 91 317 77 15

FUNDACIÓN MONTEMADRID

Día 8 de marzo (el Día de la Mujer)


MANIFIESTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
PONCE DE LEÓN ( 08/03/2017)

La violencia contra las mujeres es una de las más degradantes violaciones  de los Derechos Humanos y continúa progresando en un ámbito global. No respeta fronteras, culturas, niveles económicos. Está presente en épocas de conflicto y en tiempos de paz, en el hogar, en el trabajo y en la calle. Es una injusticia manifiesta que impide que la sociedad avance en el camino de la igualdad y el bienestar común que todas y todos queremos en convivencia.
 
La violencia contra las mujeres desaparecerá cuando las mujeres dejen de ser ciudadanas de segunda y participen de forma igualitaria en la sociedad. Desaparecerá cuando dejen de estar a la cabeza de las cifras de pobreza, de las listas de desempleo o de sufrir la infravaloración de sus trabajos y los problemas de conciliación de su vida personal, laboral y pública. Desaparecerá cuando se deje de usar su imagen como objeto de consumo, cuando sus palabras se oigan con el mismo volumen que las de los hombres y cuando se las nombre y se las visibilice en todos los espacios sociales. Desaparecerá cuando exista una verdadera educación no sexista donde las niñas  y los niños tengan presente y futuro con las mismas posibilidades.
 
La violencia de género afecta tanto a las mujeres que la padecen, a sus hijos y a sus hijas, entornos familiares y a la sociedad, en general. Se trata de un problema que se proyecta a nivel horizontal (hacia las mujeres y sus entornos familiares) y a nivel vertical (hacia sus descendientes), pudiéndose perpetuar este tipo de violencia en futuras generaciones.
           
La violencia de género no puede considerarse un problema exclusivo de la esfera privada de las mujeres; todas las Administraciones Públicas y la sociedad en general, deben participan en la erradicación de esta lacra social. Ya no es un delito invisible, sino que produce un rechazo colectivo y una evidente alarma social.
 
La finalidad de este manifiesto es hacer patente nuestro rechazo a la violencia de género y fomentar modelos alternativos de convivencia, basados en el respeto y en la igualdad, asumiendo estos compromisos:

•    Consideraré que las personas, hombres y mujeres, somos iguales en derechos, en capacidad de decisión, en oportunidades para elegir.

•    Rechazaré todas las acciones, comentarios y chistes que trivialicen la discriminación de las mujeres y que denigren la imagen de las mujeres.

•    Analizaré críticamente los discursos sexistas y/o violentos difundidos por los medios de comunicación.

•    Promoveré  una educación igualitaria, apostando por juguetes y juegos que acerquen y enriquezcan a niños y niñas y no perpetúen los roles discriminatorios.

•    Seré libre para decidir mi vida sin que ser hombre y mujer me impida elegir lo que deseo.


•    Compartiré solidariamente las tareas domésticas y el cuidado propio y el de las personas, ganando así autonomía y disfrutando del afecto de quienes queremos.

•    Resolveré los conflictos de manera no violenta.

•    Mostraré mi apoyo y solidaridad a las mujeres que sean víctimas de violencia de género.

•    Participaré socialmente para erradicar las estructuras sociales y las mentalidades que perpetúan una discriminación de las mujeres en la sociedad, trabajando activamente por la igualdad.


POEMA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

Ante crímenes atroces,
¡no podrán callar las voces!
de la gente al reclamar.
¡No queremos más violencia!
de los hombres sin conciencia,
"Ni una menos" proclamar.

Que no existan más esclavas,
que no le arranquen sus alas,
¡que las dejan sin volar!
Y que no asfixien sus sueños,
porque ellos no son los dueños
de su cuerpo y su pensar.

¡No podrán callar las voces!
que haya leyes más veloces,
¡y a la mujer protección!
A los que sean violentos,
y no tengan sentimientos,
¡que terminen en prisión!

Que se escuchen fuertes voces,
y que las madres no lloren,
¡porque su hija ya no está!
Que las leyes los condene,
“Ni una menos” que resuene,
¡así nadie callará!

Que se tomen las medidas,
¡está en juego nuestras vidas!
el derecho a la igualdad.
Que seamos respetadas,
nuestras voces escuchadas,
¡y vivir en libertad!

CONDICIONES DE USO DEL SITIO WEB | AVISO LEGAL