banner ponce

Durante los primeros años de Internet, los diseñadores tenían que trabajar con la limitada gama de fuentes preinstaladas en los ordenadores de los usuarios.

Desde entonces, han aparecido varias soluciones técnicas para incrustar las fuentes en un sitio web o para mostrarlas solamente durante la visita. Por ejemplo, existe la posibilidad de alojar fuentes con formatos especiales en servidores de terceros y que el usuario las descargue. El diseñador es el que paga por este servicio.

Otra opción es implementar la regla @font-face en CSS, que permite descargar cualquier tipo de fuente digital alojada en un servidor. A través de @font-face solo se pueden obtener legalmente los tipos que están licenciados para este uso.