banner ponce

Desde su aparición en 1987, exclusivamente para ordenadores Mac, el software QuarkXPress se posicionó como una herramienta imprescindible para los impresores y profesionales de la autoedición.

Con la llegada de la versión para Windows en 1992, prácticamente se hizo con la totalidad del mercado.

La evolución de QuarkXPress
La evolución del programa va unido al avance a las nuevas tecnologías, quedando desfasadas, e incluso prácticamente inservibles, las versiones más antiguas.

La implementación de los recursos que ofrecen los procesadores más potentes, la descarga de procesos en las gráficas o las mejoras de los sistemas operativos, hacen que la arquitectura sobre la que se basa el programa cambie. Y lo que antes funcionaba deje de hacerlo.

De una versión de QuarkXPress actual a una anterior
Esta evolución ocasiona que un proyecto realizado en una versión actual, perderá todos los filtros, efectos y ajustes realizados en versiones anteriores que no dispongan de las opciones que hemos utilizado. Es la principal razón de por qué sólo se pueda exportar un documento a la versión inmediatamente anterior.

Si quisiéramos exportar a versiones mucho más antiguas, necesitaremos tener instalado en el ordenador varias versiones de QuarkXPress, he ir abriendo y cerrando el documento en cada una de ellas hasta llegar a tener el documento en la versión deseada.

Lo que podría parecer un error por parte de la compañía es en realidad una mejora del producto de cara a la productividad y sacar el máximo provecho a las plataformas donde se ejecutan.

El intento de ofrecer una calidad excepcional, con un software que se utiliza a diario en miles de empresas, requiere el sacrificio de las versiones antiguas.

De una versión antigua de QuarkXPress a una más moderna
El proceso inverso no debería ser un problema, ya que no elimina opciones o configuraciones utilizadas en un documento al no disponer de ellas, pero no es el caso.

Muchos diseñadores, maquetadores, publicistas o editores acumulan años de trabajos que han ido guardando tras finalizarlos. En muchos casos se ha intentado recuperar esos trabajos, realizados en las primeras versiones, y se han encontrado con un error al abrir el archivo.

Pero hay una solución, desde la página de oficial ofrecen un software gratuito que permite convertir archivos antiguos de QuarkXPress, tanto en Windows como en Mac, para que puedan ser leídos por las versiones más actuales.

La compatibilidad siempre ha sido un punto delicado, pero con la nueva opción de poder importar archivos IDML (Indesign), aún en pruebas pero que podemos explorar, no habrá problemas para migrar de un programa a otro.

Los cambios de la marca
Hay que distinguir dos tipos de marca, la empresa que gestiona este y otros paquetes de software, y la imagen creada para comercializar QuarkXPress.

Evolución de la marca Quark

Evolución del logotipo QuarkXPress

Nuevas opciones para nuevos tiempos
La forma de crear una maqueta en QuarkXPress apenas ha cambiado, pero si los elementos a utilizar, ahora se puede añadir sombras a los objetos o retocar las de imágenes modificando los niveles o los canales de color. Cosas impensables hace unos años.

La compatibilidad de QuarkXPress con Adobe es otro de los puntos fuertes de las últimas versiones, capaz de importar imágenes en formato nativo de Photoshop y separar las capas en canales diferentes. Una opción muy útil para trabajar con bitonos o colores planos.

Por supuesto que no podemos tratarlo como un editor de imágenes, siempre habrá que recurrir a programas especializados para crear imágenes impactantes, pero desde el momento en el que se importa una imagen en QuarkXPress, el programa nos permite retocar algunos aspectos avanzados, e incluso ofrece varias opciones de fusión para adaptar mejor el contenido a nuestro diseño.

Si hay que destacar algo importante, es la manipulación de las imágenes de forma no destructiva, manteniendo el archivo intacto mientras los cambios los realizamos en el proyecto.

Pero el tratamiento de imágenes es sólo una de las cualidades de estas novedades, añade compatibilidad y una fácil integración de archivos Excel, Word o Illustratoe entre otros.

Son muchas las mejoras que hay, y otras tantas que vendrán con la próxima versión. Después de un tiempo dejando que Indesign intente buscar su hueco, QuarkXPress reacciona y pone todo su potencial en manos del usuario.